Entretenimiento

Tejido de fajas de Viques y La Breña es declarado patrimonio inmaterial del Perú

on

El Ministerio de Cultura destacó que el tejido de fajas del distrito de Viques y el anexo de La Breña, en Huacrapuquio, le otorgan identidad cultural a la zona wanka y debe ser revalorado. 

 

Una buena noticia para la cultura Wanka. El Ministerio de Cultura declaró como patrimonio inmaterial del Perú a los conocimientos, los saberes y las técnicas asociadas a las fajas de Viques y La Breña, por ser parte de la identidad de la cultural wanka y están asociadas a dos de las danzas festividades del Valle del Mantaro: el Huaylarsh y el Santiago.

Esta declaratoria se hizo a través de una resolución viceministerial del 12 de junio último, en el que se precisa que es en reconocimiento a la importante trayectoria de esta prenda textil que forma parte de la memoria histórica, plástica y cultural del pueblo wanka, en tanto en ella se conservan técnicas textiles milenarias, por su estructura composicional y su rica iconografía de gran valor artístico y estético.

De acuerdo con este documento, el distrito de Viques y el anexo de La Breña, ubicado en el distrito de Huacrapuquio, son lugares donde el tejido de fajas forma parte de su cultura viva, la cual ha sido registrada por diversos autores incluyendo el propio José María Arguedas.

Y es que Arguedas en la década del 50 escribió el libro Estudio etnográfico de la feria de Huancayo y publicó en la revista Fanal (1956) el artículo Industrias populares en el valle del Mantaro, en los cuales señala a las fajas de Viques como las más destacadas, ya que en ese tiempo en algunos lugares como Sapallanga también se tejían fajas. “A la luz de los estudios recientes, se sabe que en el anexo de La Breña del distrito de Huacrapuquio, desde siempre se produjo este tipo de fajas”, añade el Ministerio de Cultura.

Tipos de Fajas
Según el documento, destaca los mas mujeres de Viques y La Breña quienes se dedican al tejido de fajas, a través de una técnica denominada “diseño de urdimbres complementarias” que produce tejidos con diseños equilibrados en ambas caras, en colores complementarios, y con “cara de urdido”, que implica que el diseño visible está formado por los hilos de la urdimbre.

“El aprendizaje de esta técnica requiere de una agilidad mental muy elevada pues, para desarrollar los diseños y la estructura del tejido, se requiere haber internalizado la lógica del “escogido” o “conteo por impar básico””, sostiene la entidad estatal.

Señala que existen cuatro variantes diferentes de las fajas:

  1. La faja de bebé o wawa wathraku, para sujetar el pañal, algunas presentan una sola cara, en su mayoría se elaboran con hilos de algodón.
  2. La faja estándar de adulto, a la que se le da diversos nombres como alpuy wathraku, unay wathruku, ishcay wathruku y wanka wathruku, basada su confección en dos colores y para ser empleada como parte de la vestimenta de uso diario , para el trabajo en el campo y en la danza unay huaylarsh (huaylarsh antiguo). Por sus características es probable que sea la faja más antigua, de evidente raíz prehispánica.
  3. La faja multicolor, igualmente con varias denominaciones como challpi wathruku, aklla o akla wathruku, estambre wathruku, matiz wathruku o fiesta wathruku. Es la faja más finamente confeccionada y decorada, especial para ser usada en las festividades, cuyas tejedoras tienen la connotación de artistas, tal como lo fue la señora Cancialina Laureano Marín y lo es su hija Blanca Huamán.
  4. La faja gruesa y de menor calidad o tita wathraku, faja multicolor con nombres extravagantes: “rosado chicle”, “rosado fresa” “amarillo patito”, amarillo limón”, entre otros. Esta faja es de origen reciente, aproximadamente 1990, y la poca cantidad hilos de urdimbre que presenta no permite que ella se teja el motivo mayu.

 

 

 

Recommended for you

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *